EL BREAKDANCER

Llegamos a Bratislava, la capital de Slovaquia. Si con el alemán se nos complicó un poco, imagínense con el slovaco. Hermoso. A manejar las señas.

Imagen

Milan es nuestro nuevo couchsurfer. Nos recibe en su casa pasadas las 9 de la noche.  Por el momento trabaja freelance así que al día siguiente viene con nosotros para enseñarnos la ciudad. Muy buen guía. Nos explica la historia del país. También la situación actual. Los jóvenes ganan más que los adultos. Si tienes 35 años puedes ganar no más de la mitad de lo que gana un joven. La vida no es fácil. Los empleos no abundan y el salario mínimo es 300 euros.

Milan nos enseña la ciencia del ahorro y nos explica cómo se puede vivir con menos de 1 euro diario. Comer mucho pimiento con tomate pan y salami o jamón (al final la combinación nos gustó mucho). Ver siempre los descuentos de los supermercados. No usar agua caliente para lavar los platos. Tampoco  usar la refrigeradora, claro, si tienes un balcón con una hermosa vista al barrio y a menos de 0 grados ¿por qué gastar en electricidad?

Imagen

La segunda noche en Bratislava salimos a la inauguración de un gran mercado de navidad en el centro histórico. Nos tomamos un vino caliente junto a su amigo húngaro. Cada vez la gente habla idiomas más extraños y extrañamente cada vez nos entendemos mejor.

Imagen

Imagen

Imagen

Ya finalizábamos la noche llena de señas y risas. De regreso a casa, Milan nos lleva a conocer la famosa estatua en bronce de un soldado napoleónico en la Plaza Mayor.En realidad en Bratislava hay muchas figuras de este tipo, como el hombre de la alcantarilla, que tiene en su haber dos pérdidas de cabeza por el paso de conductores distraídos. Por suerte ahora la calle es peatonal.

Imagen

Una cuadra más abajo está la figura de Schone Naci. Un personaje de la Bratislava de los inicios de 1900 que vagaba por la ciudad con un elegante frac y un sombrero de copa galanteando a las mujeres. Dicen que llenaba  de alegría las calles.

Imagen

Hasta ahí todo normal. Pero mientras hablábamos de estas cosas unos jóvenes se nos acercaron, dijeron un par de exclamaciones, lo abrazaron a nuestro amigo y le pidieron una foto. No entendimos

La misma escena se repitió con unas dos chicas que lanzaron un pequeño grito cuando lo vieron y enseguida vinieron las fotos.

Imagen

Cuando volvimos a casa, Milan nos enseñó esto:  http://vyvoleni.joj.sk/vyvoleni-dom-snov-kandidati/milan-krsiak.html.

Entendimos todo. Hemos paseado dos días en Bratislava con una estrella de la televisión.  Con un hombre que disfruta la vida, que ama viajar, que coronó las pirámides de Egipto a pesar de que estaban rodeadas de militares, que ríe con la boca llena de sinceridad. Esa noche conocimos al, quizá, más famoso breakdancer de Slovaquia 🙂

Imagen

Las posibilidades de encuentros son infinitas en la vida de viajeros. Cada persona tiene algo que contar, de todos aprendemos. Esa es la paga del que decide volar.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s