¿En qué viajamos?

Después de andar un año  por Sudamérica mochila a los hombros y con el dedo pulgar apuntando al sol, el siguiente paso (en realidad el anterior porque, desde la primera noche juntos, con Remy nos unió la idea de viajar por el mundo en combi) fue encontrarnos en Europa para recorrerla en un camping car. Así que en los meses que nos separamos, mientras yo hacia los papeles de la visa en Ecuador, Remy andaba en busca de la casita rodante.

 Nunca la imaginamos, nunca la describimos, solo la hablábamos. Sabíamos que iba a llegar la perfecta. Si hasta acá todo había salido como nunca lo habíamos planeado, el destino seguiría en buena onda. Y así fue. Está por demás decir que Remy lo consiguió apenas dos semanas antes de partir, al segundo día de buscar ofertas por Internet, a una pareja que la había cuidado como su tesoro, y que además de estar en perfecto estado, nos rebajo 1000 euros.

Y aunque es por ella que nos unimos, la que nos hizo soñar despiertos las noches de verano en Argentina bajo una diminuta carpa, la que nos hizo caminar todas las playas de Uruguay vendiendo pulseritas y aretes, es de la que menos hemos hablado. Nuestra querida combi, nuestro château roulant. Este post está dedicado a ella.

Imagen

Una combi siempre causa curiosidad. Nosotros vivimos en una y no podemos dejar de sentir curiosidad por las otras que se parquean cerca de nosotros en los parking o en los bosques. Y cuando vemos alguna otra solitaria esperando a sus dueños, es imposible no caminar disimuladamente mientras intentamos, infructuosamente, mirar por las ventanas casi siempre tapadas con cortinas de tela. Seguramente la nuestra vivirá esa incómoda situación cuando la dejamos parqueada y sola.

DESCRIPCION:

  • Camping Car NOTIN Chamonix. 1992
  • Citroën C25
  • 2,5 Litros Turbo Diesel
  • 191000 kilómetros ( ya hemos pasado los 200 mil)

Imagen

Imagen

Al interior contamos con una cocina de dos hornillas, sobre la pequeña refrigeradora trimix (significa que se conecta con electricidad a 220V, 12V y a gas).

Junto a la cocina esta el fregadero de platos. Debajo de este hay dos cajones y dos compuertas de madera y una repisa arriba. Allí guardamos todos los utensilios.

Imagen

Imagen

Imagen

Inmediatamente a tu espalda (si estuvieses lavando los platos) una mesa con dos sillones modulables, que se convierten en cama, forman el comedor. En la mesa un mapamundi nos inspira los desayunos, nos recuerda que somos viajeros, que andamos sin rumbo y que hay todo un mundo por recorrer. Debajo de los sillones hay unas pequeñas puertas de dos grandes cajones para guardar cosas. Sobre el comedor también tenemos repisas donde guardamos: la comida en la parte derecha y nuestros libros y las guías turísticas a la izquierda.

Imagen

Atrás del comedor está el baño de un metro por un metro. La salle de bain tiene ducha, wc e increíblemente mucho lugar para guardar cremas, productos de limpieza, y hasta un compartimento para mis eretes, que son hartos.

Imagen

Imagen

La puerta del baño se mira infinitamente con la puerta del closet. Allí guardamos las toallas, las sabanas, cobijas y demás.

Imagen

Y en el fondo de la combi, al polo opuesto de la cabina de conducir, esta la cama, que viene a ser nuestro dormitorio. Está empotrada y rodeada de ventanas. Tenemos lámparas de leer a cada lado, y sobre el dormitorio más compartimentos donde guardamos la ropa.

Imagen

Tiene un calefactor a gas que nos va a ayudar a soportar el frio invierno en medio de la ruta.

Imagen

Con la combi hemos aprendido que podemos vivir con lo necesario, lo demás ya es un lujo que ocupa espacio y nos causa problema. Por eso, cada vez odio más esas secciones de los supermercados con miles de objetos de decoración de plástico, de vidrio, que en realidad no sirven para nada.

Después de dejar mi departamento de 100 metros cuadrados por este espacio de no más de 4×2 metros, entiendo el nivel de consumo irracional que tenía. Ahora entiendo que el ser humano puede vivir sin mucho. He llegado a entender el sentido primigenio de la vivienda. Seguro que cuando volvamos el Ecuador tendremos un espacio más grande, pero lo justamente necesario.

La combi tiene tres tanques de agua: uno de 120 litros para el agua potable, y dos de 60, uno para el agua que utilizamos en la ducha y en la cocina, y la otra para los desechos del wc. Estos tanques se deben vaciar cada dos o tres días. Por suerte, en Europa hay lugares específicos para esto, que cuentan con una gran alcantarilla donde se dejan caer los olores mas penetrantes de esa cascada café que nace bajo la combi cuando se abre el tubo.

Imagen

Tenemos la batería principal del camión y una segunda, con un convertidor de energía que transforme el 12v a 220v, es aqui donde conectamos las compus y los demás aparatos eléctricos.

Imagen

De vez en cuando hay que cargar las baterías con electricidad de 220v que encontramos en los aires de servicio. Francia y Alemania, hasta ahora han sido los países con los mejores servicios para este tipo de viajes. Hemos encontrado electricidad y agua gratis. En los demás países es más difícil, pero buscando se encuentra.

DSC02076

Chikitina tiene su propio espacio, a decir de Remy su cabaña, con sus juguetes, comida y agua.

Imagen

Cocinar por nuestra cuenta nos baja muchísimo el presupuesto para viajar por el viejo continente, si a esto le sumamos –o le restamos?-la habitación, ya pueden entonces entender cómo es que podemos seguir en las rutas. Lo que en realidad nos sale caro es el combustible, aun siendo la combi de diesel, que normalmente es más barato. Más o menos pagamos 1,30 euros por litro. La combi utiliza en promedio 10 litros por 100 Kilómetros…haga la cuenta y dese cuenta.

Pero, además tenemos dos bicicletas, que nos ayudan mucho a ahorrar combustible porque en general parqueamos  la combi en un sitio estratégico y seguro, y las ciudades o los bosques los visitamos en bicicleta.

Esta es, a groso modo, la forma en que viajamos. Es una experiencia única que jamás olvidaremos. Todos están invitados a pasar un par de días por este chateau roulant qua va sin rumbo Por la carretera.

Imagen

Anuncios

Un pensamiento en “¿En qué viajamos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s